4 feb. 2012

Capítulo 2: Aventuras por Serrano


En el anterior capítulo sobre mi estupenda vida os comenté que iba a ir a Serrano a ver si me ligaba a algún ricachón. Pues bien, ayer por la tarde después de estar como 2 horas escogiendo el modelito adecuado, fui. Que conste que no tardé tanto porque no me viese lo suficientemente atractiva con ninguno (por favor, soy capaz de parar el tráfico aunque me ponga una bolsa de basura o, aún peor, un vestido de Agatha Ruiz de la Prada), sino porque no sabía muy bien qué imagen dar. Quería llamar la atención sin ser vulgar, ir elegante sin parecer demasiado seria, ir juvenil sin parecer una niñata... Además, sobre todo, quería que pareciese que tengo dinero. No sé si habeis conocido a gente con dinero, pero sobre todo aquellos a los que el dinero les viene de familia y no son ogros de Mordor prefieren estar con una chica de buena familia (y con buena quiero decir de pasta, que luego a saber lo que hacen cuando el marido/la mujer no mira...), porque son unos auténticos superficiales. Pero yo soy más lista que ellos.


Volviendo al tema, al final elegí algo parecido a este conjunto, junto con un abrigo del Zara que me quitaba en cuanto entraba en las tiendas porque no era lo suficientemente chic:


No subo mi foto con el conjunto porque no quiero lesbianizaros a todas y que luego me tireis los trastos y que si tal, que si Pascual... que ya a suficiente gente tengo que rechazar en mi día a día como para tener que hacerlo también por internet.

El caso es que cogí el metro (os he dicho ya lo pobre que soy, ¿no?) y salí corriendo de él con la esperanza de que nadie me viese. Cuando por fin me recompuse, eché a andar con aires de grandeza por la calle, solté un "¿Pero qué hace aquí un Zara? Si eso es para los pobres..." con cara de asco y me decidí a entrar en el Corte Inglés porque era el sitio más grande (el tamaño siempre importa).



Empecé a pasearme por las boutiques, buscando jóvenes ricachones, mientras de vez en cuando se me iban los ojos hacia algún bolso de Gucci, Chanel, CH... cuando de repente lo vi. Era el hombre de mis sueños: guapo, alto, joven, con un conjunto impecable... tuve que tener cuidado de no manchar de babas mis preciosos tacones.

El siguiente paso era obvio: ¿Cómo me acerco a él? Preferí no pensármelo mucho por si me arrepentía de hacerlo (y por si se me pasaba el efecto de los chupitos de ron que me había tomado antes de salir de casa), me coloqué a su lado y le comenté algo así como:  

-Creo que Gucci es el mejor diseñador de bolsos, ¡podría comprármelos todos!.

-Sí, aunque esta temporada se tornó más práctica y con diseños muy versátiles de índole más utilitaria que lo visto en otras colecciones anteriores.

"¡¡¿What?!!" Para mí los bolsos son bonitos o son feos, se llevan o no se llevan, pegan o no pegan... ¿Pero esto? Yo nunca diría una frase con palabras tan cultas ni tan bien construida ni en una entrevista de trabajo para la Real Academia Española y mucho menos hablando sobre algo relacionado con la moda... La conclusión era clara: Gay. Ningún hombre hetero puede interpretar así la última colección de Gucci y mucho menos ser tan absolutamente perfecto...

Sonreí y seguí caminando mientras miraba su culito respingón cuando de repente me tropecé con un chico delgaducho y desgarbado. Murmuré un tímido "lo siento" y ya estaba dispuesta a continuar mi camino cuando se le subió un poco la manga y pude ver un pedazo de Rolex que si en ese momento le hubiese cortado la mano, podría haberme pagado el alquiler de todo un año. Entonces le miré a la cara y le sonreí, esperando a ver su reacción. Ahora que me fijaba tenía unos ojos azules muy bonitos. No era un pivonazo, lo reconozco, pero tenía un pase.

El me sonrió también y me preguntó si estaba bien. Yo le contesté que debería de llamar a una ambulancia, burlándome un poco de la pregunta, ya que había sido un golpe minúsculo (qué salá' que soy). Él se rió y si un chico se ríe con ese chiste es que es una señal divina de que es tu hombre ideal, y me dijo que mejor me invitaba a tomar un café por las molestias. Por supuesto accedí.

Y hasta aquí puedo leer... Para saber más tendreís que esperar al próximo capítulo (lo sé, soy muy cruel).

X.O.X.O.

Si tú también crees que la mayoría de los chicos que se cuidan, son guapos y son cultos también son gays... ¡Suscríbete!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sabías que puedes seguir siendo totalmente anónimo si escribes tu comentario como Nombre/URL? Sólo deja en blanco el espacio de la URL ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...